Un mariachi y dos Paisaboys destacan sus raíces y talento gracias a la amistad con un jugador de Rams > Dogecointool

Un mariachi y dos Paisaboys destacan sus raíces y talento gracias a la amistad con un jugador de Rams

Cuando el jugador de los Rams de Los Ángeles, Jalen Ramsey, decidió el año pasado llegar al estadio antes de un partido de la Semana 3 de la temporada de la NFL con un traje de mariachi, jamás se imaginó que iba dejar huella en tantos.

El esquinero de los Rams reveló que quedó sorprendido desde que vio a los mariachis tocar en el Coliseo de Los Ángeles en 2019 antes de la mudanza del equipo al SoFi Stadium. El tiempo pasó y cuando los aficionados pudieron llegar al SoFi Stadium en persona durante la pandemia, Ramsey se dio cuenta nuevamente cómo la gente se prendía cada vez que tocaban los mariachis en el coloso de Inglewood. Entonces se le ocurrió llegar al juego ante los Buccanners de Tampa Bay con un traje de mariachi. Aunque no sabe tocar un instrumento, el jugador dijo que quería celebrar la cultura de una ciudad que ha llamado su casa desde hace tres años cuando fue canjeado por los Jaguars de Jacksonville.

“Fue algo que se quedó conmigo cuando lo vi”, declaró Ramsey al hablar de su traje de charro que tenía diseños a mano. “La presencia hispana en Los Ángeles es muy fuerte. Quería ser parte de ella”.

Al ver a Ramsey llegar en su auto con un traje de charro, Jesse Hernández no lo podía creer.

“Cuando vi a Jalen, le dije que estábamos enojados. Me dijo: ‘¿por qué?’ Y le dije, ‘porque te miras mejor que nosotros’”, bromeó Hernández, el líder de los ahora conocidos como Mariachi Rams.

Hernández es un músico muy conocido en el Sur de California desde que comenzó en el mundo del mariachi en 1975 tocando con los Galleros de Pedro Rey, junto a sus seis hermanos y su papá. En 1981, su familia fundó el Mariachi Sol de México, el cual ha recorrido por todo el mundo llevando la música del estado de Jalisco.

A sus 70 años, Hernández relató que estaba semi retirado en 2019 tras terminar su carrera con el Mariachi Sol de México, hasta que surgió la necesidad de tener un mariachi en los Rams.

Mariachi Rams portando la

Mariachi Rams portando las sudaderas que les regaló recientemente el jugador Jalen Ramsey.

(Cortesía Brevin Townsell/ LA Rams)

“Fue un semi retiro, porque un músico nunca deja de tocar”, declaró Hernández.

Debido a la gran popularidad de los mariachis en el Coliseo, los Rams buscaron a su hermano, José, con la intención de que el Mariachi Sol de México pudiera tocar en todos los juegos de local del equipo. Sin embargo, el Mariachi Sol de México ya tenía muchos compromisos por todo el mundo, pero José les ofreció hacer un grupo específicamente para los Rams.

“Me llamó mi hermano y me dijo, ‘yo sé que ya no estas en el grupo, pero quiero hacer un grupo para los Rams’ y me dijo, ‘¿te animas?’”, declaró Hernández, quien aceptó la asignación. Luego, junto a su hermano creó un grupo de nueve mariachis: dos trompetas, cuatro violines, guitarrón, vihuela y guitarra.

Los Carneros se unieron a la celebración del mes de la Hispanidad con música y carne asada virtrual

“Nunca nos íbamos a imaginar que iba a pegar tanto”, declaró Hernández, quien nunca se imaginó que la música mexicana iba a tener tanto éxito en una liga como la NFL, pues no es común escucharla en esos juegos.

“Desde el Coliseo había una multitud y dije, ‘wow’, a la gente le encantó y ahora el SoFi Stadium, que es un estadio increíble, es algo muy eufórico. Cuando tocamos el Son de la Negra, El Rey, la gente se prende”, indicó Hernández, de una famosa familia de músicos originaria de Chapala, Jalisco. A fines de los cuarenta, la familia Hernández y el Mariachi Chapala se mudó a Mexicali, Baja California, ciudad donde nació Jessie en 1952.

“Tengo 70 años, pero la música te mantiene vibrante”, expresó Hernández, cuya pasión por los Rams nació hace mucho. Desde antes que el equipo se fuera a San Luis, el músico mexicano ya apoyaba al equipo y recuerda el dolor que sintió cuando los Rams no lograron el campeonato del Super Bowl ante los Steelers en el Rose Bowl en 1980 antes de mudarse a San Luis. Finalmente, Hernández festejó el título este año cuando conquistaron el Super Bowl en SoFi Stadium ante los Bengals de Cincinnati, su primer campeonato que tiene el equipo en Los Ángeles en esta ciudad en la era del Super Bowl.

Jalen Ramsey, posa como conductor, junto a Jesse Hernández, del lado del pasajero, y dos integrantes más de Mariachi Rams.

Jalen Ramsey, posa como conductor, junto a Jesse Hernández, del lado del pasajero, y dos integrantes más de Mariachi Rams.

(Brevin Townsell/ LA Rams)

Cuando Cooper Kupp atrapó el ovoide en aquel último cuarto del Super Bowl ante los Bengals en febrero, Hernández saltó de emoción, pues finalmente estaba viendo a su equipo ganar el título en su ciudad.

“Fue una chulada”, resumió Hernández aquel momento en el que los Rams conquistaron el título supremo de la NFL.

La relación de Ramsey con el mariachi fue floreciendo aún más esta temporada cuando el esquinero decidió hacerle un obsequio: un traje para hacer ejercicio diseñado exclusivamente para los músicos. Los trajes no solamente iban a tener los colores de los Rams, sino que también detalles exclusivos de un mariachi y por supuesto, el número 5 que porta Ramsey en el dorsal.

“La relación con él ha sido muy honesta. Es una persona muy sencilla, una persona que cree mucho en la familia”.

— Jesse Hernández, de Mariachi Rams, sobre Jalen Ramsey, jugador de los Rams

“La relación entre él y nosotros ha sido muy bonita. No se ha dado para tratar de tomar ventaja de nada. Estamos sumamente orgullosos de portar el traje de la música mexicana. Queremos que toda la gente mexicana, latina sepa que nos enorgullece tocar nuestra música de Jalisco en ese foro. Queremos que la gente sepa que la música mexicana es grandiosa”, expresó Hernández. “La relación con él ha sido muy honesta. Es una persona muy sencilla, una persona que cree mucho en la familia”.

Para tener unas sudaderas de calidad y con el sabor mexicano, el jugador de los Rams buscó la ayuda de unos diseñadores, los Paisaboys. Ramsey diseñó junto a ellos un juego de sudaderas bordado para el mariachi inspirado en el tradicional traje de charro, así como el estilo de Jalen, incluyendo algunos “5″ escondidos en el diseño. Joey Barba y Javier Bandera fueron los indicados para reflejar la cultura auténtica en las sudaderas. Los Paisaboys es una compañía de ropa y diseño que arrancó hace unos seis años en Los Ángeles diseñando gráficas para ropa especializadas en la experiencia de la cultura mexicana en Estados Unidos que se ha hecho popular por medio de las redes sociales.

El proceso de hacer las sudaderas tomó alrededor de tres meses, desde el concepto original, el reunirse con Ramsey, y luego la producción. Ramsey y los miembros del Mariachi Rams finalmente se conocieron el pasado 9 de septiembre de 2022 en las instalaciones de los Rams, donde Jalen les regaló las sudaderas que llevarían para el partido ante los Cowboys de Dallas.

Joey Barba (green and white hat) and

Joey Barba (sombrero verde y blanco) y Javier Bandera (sombrero azul), de Paisaboys, primero no querían enseñar su rostro debido a que querían representar a los inmigrantes “invisibles” de esta ciudad.

(Nailah Howze/For The Times)

“Es tan auténtico. Quiere representar nuestra cultura. Para él, esto no es algo de mercadotécnica, auténticamente le gusta la música”, indicó Bandera sobre el obsequio de Ramsey hacia el mariachi.

Al tener ese amable gesto hacia los músicos, Ramsey tampoco se dio cuenta es que también catapultó la marca de los Paisaboys, una compañía que surgió cuando Barba y Bandera se conocieron hace unos años y ambos se dieron cuenta que compartían muchos sentimientos, algunos de frustración. Barba trabajaba con su papá en la jardinería y Bandera lavando autos con su padre.

“Teníamos mucha frustración porque veíamos como la gente trataba a nuestros papás. Eran nuestros super héroes para nosotros, pero cuando trabajan para la gente rica, los trataban mal”, indicó Bandera. “Los dos tomamos eso y lo llevamos a la ropa”.

Joey Barba (green and white hat) and Javier Bandera (blue hat) from Paisaboys

Joey Barba (sombrero verde y blanco) y Javier Bandera (sombrero azul), de Paisaboys.

(Nailah Howze/For The Times)

Bandera se dio cuenta que, en una ciudad como Los Ángeles, los inmigrantes que trabajan en los sectores de jardinería, restaurantes, limpieza, construcción, entre otros, se vuelven “invisibles”. Entonces tomaron el diseño como una manera de expresarse y dejar de pasar desapercibidos. Uno de los slogans que adoptaron fue “Sin Miedo”.

“Cuando pongo mi sombrero grande, mi máscara, mis lentes, y cargo con mi sopladora, me convierto en alguien invisible en Los Ángeles”, explicó Barba, quien es jardinero también en el negocio de la familia. “Sin Miedo quiere decir que tienes que ser atrevido, no tener miedo de ser tú. Tienes más ganas de hacer las cosas sin miedo cuando toda tu vida has sido invisible. Nuestra forma de ver las cosas con nuestra marca es que no tenemos miedo de decir lo que queremos, de dar nuestra opinión. De decir que amas tu cultura y no estás avergonzado de ello”.

Barba, de padres originarios de Valle de Guadalupe, Jalisco, explicó que de niño le daba vergüenza cuando su papá iba a buscarlo en alguna parte con su camioneta de jardinero, pero con el pasar del tiempo se dio cuenta que era algo para sentirse orgulloso, pues su padre trabajaba mucho.

“Estamos tratando de ganar esas batallas que nuestros padres no pudieron ganar. Nos dejaron todo para ser exitosos. Quizá no llegaron a estos lugares por ellos mismos, pero ese es nuestro trabajo”

— Joey Barba, de PaisaBoys

“Mi papá trabajaba tanto, para tener su pedacito de Sueño Americano, y eso hay que hacerlo sin ningún tipo vergüenza o miedo”, expresó Barba.

Otro de sus slogans es “Muñeco de Todos, Juguete de Nadie”, en referencia a que “aunque seamos sirvientes, cocineros, trabajadores de construcción, lava carros, somos aún gente que deben de tomar en serio. Tenemos nuestra cultura y morales”. Otro de los slogans de la compañía ubicada en la Washington y Crenshaw es “Cada Paisa es una Estrella”.

“Cuando te cuenta un indocumentado todo lo que han hecho para llegar hasta aquí es siempre una historia increíble. Siento que cada una de sus historias podría estar en una película”, explicó Barba el slogan.

Tanto Barba como Bandera reconocieron que mucho el crédito de la relación con los Rams se lo deben a un exempleado del equipo, Gabriel Jiménez, quien trabajaba con el club angelino cuando hizo la conexión con los Paisaboys.

“Si no fuera por él y por gente como él que están dentro de este tipo de compañías, que entienden de nuestra cultura y que te dan la oportunidad, no hubiera sido posible todo esto”, indicó Bandera, de padres nacidos en la Ciudad de México.

Y gracias a jugadores como Ramsey, tanto los Mariachi Rams como los Paisaboys gozan de una popularidad inmensa en las redes sociales, dejando de ser invisibles desde hace mucho tiempo.

“Estamos tratando de ganar esas batallas que nuestros padres no pudieron ganar. Nos dejaron todo para ser exitosos. Quizá no llegaron a estos lugares por ellos mismos, pero ese es nuestro trabajo”, expresó Barba.

Ramsey también le regaló la sudadera de los Mariachi Rams a Silas Hoffman, un niño de 10 años que conoció en 2021 y que sufre de leucemia, con quien ha tenido una amistad muy cercana.

Leave a Comment

x